La utilidad de la categoría de género

Título: La utilidad de la categoría de género

Autora: Joan W. Scott

Editorial Digital Feminista Victoria Sau
Barcelona, Julio 2021

"El género: una categoría útil para el análisis histórico", originalmente fue publicado en Ingles como "Gender: A Useful Category of Historical Analysis" en American Historical review, 91,1986, pp. 1053-1075; y en castellano en 1990.

Joan W. Scott hace una historiografía de este concepto a través de una pormenorizada aproximación a los distintos usos de la noción de género, tanto por parte de los feminismos como de los ámbitos institucionales y académicos, analizando quirúrgicamente la versatilidad de esta perspectiva y de sus parcialidades interpretativas. Scott define el género en dos partes articuladas entre sí: “las relaciones sociales basadas en las diferencias que distinguen los sexos” donde opera lo simbólico, la normatividad, la política organizativa de lo social y la identidad subjetiva y “una forma primaria de relaciones significantes de poder” que va redefiniendo cómo se construye la historia discursivamente entre el género y el poder, en interactividad con otras categorías de opresión como son la raza y la clase.

"Género: ¿Todavía una categoría útil para el análisis?". Este artículo apareció originalmente, con el título “Gender: Still a Useful Category of Analysis?” en la revista Diogenes, February 2010, vol. 57, No. 1, 7–14. ISSN 0392-1921.

Joan W. Scott, en 2010, escribe este artículo a modo de actualización de su icónico escrito de 1986 “Género: Una categoría útil para el análisis histórico” reafirmando la importancia del uso de este concepto que, a lo largo de las décadas, ha desbordado sus plurisignificaciones. La autora subraya la vigencia del género como una herramienta analítica que ha tenido un recorrido altamente productivo a pesar de los peligros señalados y de los dispares intentos fallidos que han tratado de constreñirlo a una única definición. Si para los feminismos del siglo pasado el género ha sido una forma de avanzar críticamente en las teorías y prácticas feministas, en este milenio, Scott nos invita a seguir pensando e indagando en esta categoría poniendo el énfasis en la construcción y problematización de la diferencia sexual puesto que, para la autora, es el género aquello que: “nos obliga a historizar las formas en las cuales el sexo y la diferencia sexual han sido concebidos” (p. 100)

i